5 Películas Que Son Mejor Que El Libro

En gustos no hay nada escrito y como este es mi blog, esta es mi opinión. Si difieren o si tienen otros títulos, les pido enérgicamente que me dejen un comentario porque debe haber más por ahí. Estas películas fueron las que encontré y fue hiper difícil terminar el listado. Ayúdenme. Sean buena onda 🙂

Seguir leyendo «5 Películas Que Son Mejor Que El Libro»

Cosas que amo: Burlarme de Twilight

Ayer leí en el diario que la cadena de cines Cinemark no va a exhibir Shame por su alto contenido erótico. Yo vi Shame hace rato y no me pareció tan fuerte. Si una semi-cartucha como yo no queda traumada, no veo por qué una cadena dedicada al cine tiene que ejercer este tipo de censura.

Seguir leyendo «Cosas que amo: Burlarme de Twilight»

Cosas que amo: Fanfiction

Hoy quiero hablarles de algo muy cercano a mi corazón, algo que me mantuvo viva en mi peor momento, etc. Jaja. No, en serio. Hoy, hablamos de Fanfiction.

Como su nombre lo indica, un Fanfiction es un trabajo de ficción escrito por un fanático de algo. No sé bien desde cuando que se hace pero hay Fanfictions bien antiguas, de hace más de 40 años. Aquí un fan toma un personaje (o más) de algún fandom (película, serie, libro) o de la vida real y los utiliza para crear una historia propia.

Rememorando, los primeros fanfiction que leí -sin saber siquiera que eran fanfiction- fueron historias que me enviaba la gente de la lista de correos de Los Archivos X. Eran historias en inglés y yo las editaba (tenía como 18-19 años y ya editaba, ay qué linda yo). Me tocó editar (o ser Beta como se dice) historias muy entretenidas, con acción y conspiración; otras bien cortitas sobre Scully y su enfermedad, sus sentimientos por Mulder; y algunas bien subidas de tono que ohmaigod. Todas mis tardes libres de la Universidad, las pasaba leyendo y editando historias. Me sirvió un montón para mejorar y ampliar mi inglés y para adentrarme en la serie, leyendo sobre estos nuevos puntos de vista que la gente escribía.

En esta misma época leí los tres primeros Harry Potter, así que empecé a buscar historias en Internet. Aquí, oh grandiosa Internet, descubrí que la gente que escribe fanfiction a veces es medio loca e inventa parejas extrañas/raras/graciosas y que muchos disfrutaban escribiendo sobre Universos Alternatios (AU). Hasta aquí yo leía de todo y así fui afinando lo que me gustaba de lo que no. Fue por este tiempo también que descubrí, a la mala, qué era el Slash: cuando un autor pone de pareja a dos hombres; el femmeslash, lo mismo pero con mujeres; qué significa Shipping, abanderarse por una pareja en especial; y OTP, que ya les comenté y que significa One True Pairing.

A la mala porque ahí estaba yo, inocente paloma, leyendo una historia sobre Harry y Draco en Hogwarts. Yo juraba de guata que, como los libros, no iba a pasar nada más terrible que el parcito tirándose hechizos a diestra y siniestra pero no, se tiraron hartas otras cosas en la historia. Recuerdo que leía una escena donde Harry estaba en el baño y llega Draco y se mete a la ducha con Harry y MIS OJOS. En esa época, los personajes tenían 14 años y era como NOOOOO. Ahora los shippeo heavy. Jaja.

Durante años, leí muchos (MUCHOS) fanfics, de todos los pares imaginables. Encontraba que las historias basadas en Harry Potter eran tan entretenidas y tuve la suerte de toparme con puros buenos autores, que dejé de participar en el súper club de lectura de Los Archivos X y me quedé con los magos. Pero esas historias que edité y leí me dejaron y enseñaron mucho: el gusto por la tensión sexual (UST) y por las historias bien construidas, que fueran más que hanky panky como decía la niña de Once.

En mis años oscuros (cesantía, enfermedad, nube constante sobre la cabeza), me refugié en los fanfics. Ya había salido El Prisionero de Azkaban en el cine y tras la depresión al ver que habían hecho pedazos mi libro favorito de la saga, recurrí a los fanfics para sanar mi corazón. Terminé obsesionada con los Merodeadores y con las historias sobre esta época. Por eso amo los fanfics, porque llenan el vacío que JK Rowling se niega a llenar. Leí decenas de historias sobre James y sus andanzas con Peter, Remus y Sirius, cómo intentaba ganarse el afecto de Lily y cómo peleaba con Snape. También leí miles de historias protagonizadas por Remus y Sirius, que siempre serán mis favoritas. Por Dios que habían historias buenas sobre esos dos, autores increíbles. Me reí, me angustié y lloré a mares con algunas. Creo que esta fue, por lejos, la mejor época para el fanfic de Harry Potter. Puras joyas que, tantos años después, sigo releyendo.

Claro que no todo es maravilla. Hay historias muy mal redactadas, mal estructuradas, llenas de personajes cliché que dan verguenza ajena leerlas. Como dije, creo que tuve mucha suerte porque a no ser que fuera a propósito, nunca me tocó leer una de esas historias. Pero en Internet abundan y también hay clásicos, historias conocidas por ser asquerosamente malas. Los problemas empiezan cuando los autores (o las autoras, debería decir) se niegan a ver más allá de sus narices y le dan tantas vueltas a los personajes, los transforman en versiones tan diferentes a lo que suponen ser, que da lo mismo que tengan el nombre de alguien conocido, simplemente no son el personaje. Ahí los llenan de escenarios comunes, de características extrañas y en realidad son un conducto para que quien escribe haga realidad sus fantasías. Por eso odio Crepúsculo, porque no es nada más que un fanfiction sobre vampiros escrito por una señora que tenía harto tiempo libre mientras cuidaba a su guagua. No sólo se encargó de publicar un libro pésimamente escrito sino que, además, hizo pedazos el mito de los chupasangre. Imperdonable.

De vez en cuando, ahora, leo fanfics de otros fandoms. He leído historias de Veronica Mars, de Doctor Who, de Sherlock, de Game of Thrones incluso. Hay autores que tienen una facilidad increíble para meterse en la cabeza de los personajes y eso es fantástico porque escriben tan bien, los personajes les quedan tan buenos, que una de verdad cree que, aunque sea un trabajo de ficción basado en la ficción, podría pasar en la fuente original. Eso se agradece montones.

Reconozco que hace mucho que no leo algo que me agarre y no me suelte. La mayoría de los autores que escribían harto hace cinco, seis años, ahora tienen trabajos y no se dan el tiempo para escribir, o bien han emigrado a otros intereses y ya no escriben sobre Harry Potter. Por lo mismo, porque ni ellos ni yo tenemos tiempo de producir cosas nuevas, es que vuelvo a los ya clásicos.

Si nunca han leído fanfiction pero les interesa y pueden leer en inglés, pregúntenme y les busco link de algo que les pueda gustar. Hay de todo, pero tengo guardados links de historias de Mulder/Scully, Harry/Ginny, Ron/Hermione, Harry/Draco, Remus/Sirius, General y Crack, desde sin rating a Para Mayores de 18. En serio. Jaja.

Si quieren buscar ustedes, les recomiendo:

The Sugar Quill: hay de todo (en historias) y de todo (en calidad). Tiene buscador así que pueden buscar por pareja o por título, por personaje, etc.

Checkmated: este es un archivo exclusivo para historias de Ron y Hermione. Más lindos. Hay de todo: comedia, drama, crack, tragedia, acción; la mayoría está terminada así que yay. Les recomiendo fervientemente Fellytones and Fuzzy Slippers. La leo seguido y todavía me mata de la risa.

Livejournal: la cantidad de comunidades en LJ es impresionante. Pueden buscar por intereses y descubrir distintos autores. La mayoría de los links que yo tengo guardados están en LJ, así que pídanme no más si quieren. Los puedo orientar dependiendo de qué buscan.

Fanfiction.net: Aquí sí que hay de todo. Todos los fandoms (Star Trek, Ironman, Lost, Buffy, de TODO) pero también hay historias pésimamente escritas por niñitas de 15 años y otras más o menos y alguna gemita por ahí. Reconozco que nunca he visitado Fanfiction.net, por su reputación, pero si quieren leer algo más difícil de encontrar, las posibilidades de que la encuentren aquí son altas. O sea, hay fanfics de Neverwhere. Y también hay en español.

SkyeHawke: Tambén funciona como fanfiction.net pero aquí sí he buscado historias y he encontrado algunas buenas. Le tengo más fe que a fanfiction.net, la verdad.

Eso por ahora. En un futuro no muy lejano posteo una lista con mis fics favoritos. No matemos todo de una. Gracias por leer!

Blogs: Mark Reads / Mark Watches

Hola. Es sábado y como buen sábado después de almuerzo, me toca revisar uno de mis blogs favoritos de la vida: Mark Reads (Mark Lee) y su compañero Mark Watches (Mark Ve). ¿De qué se tratan los blogs? Básicamente de un tipo llamado Mark que lee libros y los va comentando de a un capítulo al día; y que también ve series de televisión y va comentando un episodio al día.

Mark es de California y cuando trabajaba en Buzznet se le ocurrió la maravillosa idea de leer Twilight (Crepúsculo) e ir posteando sus pensamientos sobre el libro pero de a un capítulo al día. El compromiso era leer los cuatro libros y que la gente comentara también sobre cómo Mark iba viviendo esa experiencia. Lo tragicómico fue que Mark odió Twilight como en el capítulo 7 pero tenía que honrar el compromiso y leer los otros libros. Ver a este pobre tipo odiar cada segundo de los libros durante los 9 meses que se demoró en terminarlos fue, de verdad, un parto. La felicidad al terminarlos!! Uff.

Como Mark odió tanto Twilight, la gente que lo leía le recomendó que leyera Harry Potter, haciendo lo mismo: un capítulo al día, los siete libros. Lo entrete es que Mark no sabía mucho de Harry Potter antes de empezar (excepto que era sobre magia, que había un niño que volaba en una escoba – por la portada- y que eran libros muy famosos), y verlo descubrir el mundo mágico con Harry, volver uno a ver los libros a través de sus ojitos inocentes fue maravilloso. Tanto así que una muy reconocida página de fans de HP recomendó el blog de Mark y ahí como que se hizo famoso.

Los fans de Harry Potter se avalanzaron a leer los comentarios de Mark sobre los libros de Harry y sobre Twilight también, convirtiéndolo en una especia de cibercelebridad que ahora hace tours por Estados Unidos, Canadá y Reino Unido, derrochando buena onda, haciendo lecturas en vivo (que son graciosísimas) y juntándose piolamente con los fans que llegan a sus pequeños eventos a tirar la talla.

Yo conocí a Mark en julio cuando fui a una Conferencia de Harry Potter (sí, soy nerd y fanática y qué). Vi su nombre en el programa y como había estado leyendo sus comentarios sobre Avatar, la serie de Nickleodeon, en su sitio hermano «Mark Watches«, tenía que ir a verlo en vivo. Fue lejos el panel más entretenido al que fui en toda la conferencia. Mark leyó un capítulo (justo mi favorito!) del Prisionero de Azkaban, mientras hacía comentarios extra y pucha que nos reímos. A la salida nos contó que pensaba transformar sus comentarios en libros y venderlos por Internet, total el contenido era entero original, así que además es emprendedor.

Ahora está leyendo El Regreso del Rey, casi terminando porque ya llegaron a Mordor. En Mark Watches está viendo la cuarta temporada de Buffy y la primera de Angel, pero ya ha comentado Firefly (amamos), Doctor Who (recontra-amamos), Battlestar Galactica y Fringe, entre otros.

Me gusta leer a Mark porque es divertido, sí, pero también es analítico y me hace ver cosas en los libros y series que reseña con otros ojos, porque a veces me distraigo y él le pone tanta atención a todo y tira la talla con todo y ama con pasión y odia con más pasión que leerlo es mi momento de relajo del día.

Les recomiendo, si leen en inglés, que sigan a Mark, ya sea en su página donde lee libros o donde ve series. De verdad que no se van a dar cuenta cuando estén muertos de la risa por algún comentario hiper recontra exagerado que se mande o por lo que sufre cuando alguien amenaza a alguno de sus personajes favoritos.

Y, si pueden, compren sus libros. Ya editó los cuatro «Mark lee Crepúsculo», en inglés, y cuestan como tres dólares. Están en pdf, en epub y en mobi, para Kindle, así que los puedes leer en la plataforma que prefieran. Yo me compré los dos primeros y me reí montones. El primero me lo leí en una tarde. Y de a poco está sacando los «Mark lee Harry Potter», el primero ya está listo y el segundo también. Se vienen los otros lueguito.

Lean a Mark. No se van a arrepentir. Sólo una advertencia, como ya es chiste en el blog, «están tan nopreparados».