Actores y Actrices: Kate Winslet

Hace tantos años que sigo a Kate Winslet que me cuesta recordar dónde la vi por primera vez. Revisando la filmografía asumo que fue en Criaturas Celestiales, en esa época de videoclub donde película nueva que llegaba, película que amigo arrendador guardaba para mi (fuera o no apta para menores de edad, oops).

De ahí, no paré. Sensatez y Sentimientos, donde la conoció la mitad del mundo; Titanic, donde terminó de conocerla la otra mitad y un montón de películas y series británicas y norteamericanas que dan cuenta de la versatilidad de su trabajo y de la valentía que posee al elegir proyectos.

Cada vez que vuelvo a ver Sensatez y Sentimientos recuerdo cómo la odié porque cómo hacerle la desconocida al Coronel Brandon? COMO?! Igual entendible hacerle ojitos y moverle los rulitos dorados al jovencito de la película, pero teniendo a Alan Rickman ahí mismo? No sé. Tengo gustos raros parece. Después, con Jude, sufrí tanto que juré que nunca más en la vida volvería a ver esa película. Me dejó mal por semanas. Todavía me da escalofríos pensar en ella y prefiero hacer como que nunca la vi. (Igual buena la película pero no, nunca más).

Después de eso llegó Titanic y, aunque vi la película como chorrocientas mil veces y me la lloré entera cuando muestran el montaje de todas las cosas que su personaje prometió hacer e hizo (porque la muerte del lolito me dio como lo mismo), igual como que aburrió verla en toooooodas partes. Lo bueno es que empezaron a salir proyectos más «chicos», que había hecho antes, y que ahora recibieron más atención por Titanic. Entre esos venía Hamlet de Kenneth Branagh, una de las mejores adaptaciones que ha hecho de las obras de Shakespeare (debería dedicarle un post solo a ellas porque son maravillosas). Ahí, Kate hizo de Ofelia y como yo amo a Shakespeare, creo que ahí terminé de enamorarme de ella y nunca más la dejé de ver, en lo que fuera.

Ahí empieza el período oscuro. Igual que diCaprio, que se puso a hacer películas chicas para contrarestar el éxito de Titanic, Kate se fue a la India a hacer películas enanas sobre cultos y salía con Harvey Keitel, poca ropa y kilos de más. Apenitas, porque aunque siempre fue rellenita, nunca dejó de verse saludable. Kate tiene estilo, tiene estampa y eso no se quita con un rollito más en la cadera.

Me encanta Kate, es una de mis actrices favoritas, de las top 3. Me gustan sus películas, me gusta que le de por épocas: al principio la molestaban con ser la Señorita Corsét, porque todos sus personajes vestían esa prenda; y ahora no se saca la peluca rubia, semi ondulada y corta para sus roles en los años 40-50. Pero no me importa porque metida en el barro, conduciendo un Cadillac, fumando tabaco o bailando con diCaprio diez años después de Titanic, Kate Winslet me sigue sorprendiendo.

Igual me tiene un poco chata con el discurso de los kilos y el photoshop que le hacen en las revistas; por eso ya no la leo, me siento frente a la pantalla y la veo hacer lo que mejor hace: emocionarme con sus personajes.