Declaración de Principios

He escuchado toda la semana conversaciones sobre el aborto terapéutico y se me ocurrió hacer este post, como para que sepan altiro si dejan de seguirme o no. Las cosas claras y el Pisco Capel, como decía el comercial. Porque voy a hablar de política y nunca jamás lo hago. Ya.

En algún momento puede que haga una segunda parte de esta declaración pero por ahora:

  1. Soy Periodista y eso significa que debería estar súper hiper enterada de todo pero descubrí en tercer año que me cargaba la carrera y la terminé para terminarla. Ergo, hay temas contingentes que me dan muy lo mismo (como a cualquier ser humano) y no porque tenga el título significa que tengo que saber de todo (mucha gente comienza a conversar conmigo así «oye, tu eres Periodista entonces tienes que saber…» y procede a hablarme del litio. NO CACHO NADA Y NO ME INTERESA). Ok? Ok.
  2. Me gustaba leer de política hasta hace muy poco. Gozaba leyendo el cuerpo de Reportajes los fines de semana (tanto de El Mercurio como el de La Tercera). Había temas interesantísimos, con debate de verdad. Ahora es puro tirarse la pelota de un lado a otro. Juro que si vuelvo a escuchar la frase «en 20 años ellos no hicieron nada», me suicido.
  3. No soy de derecha ni soy de izquierda. Creo que esa definición es antigua y yo no soy antigua. Apoyo al que tiene la buena idea, sin importar de qué lado o coalición diga ser (porque que sean y digan que son es distinto).
  4. Estoy en campaña para que toda la gente que conozco vaya y vote en las próximas elecciones. Hace poco que me inscribí y que voto y creo que es súper importante. Sí, el sistema binominal es una porquería (me dicen por interno que en realidad sí funciona, que si no todo se va a la cresta, etc). Me da lo mismo. Yo quiero que el que tiene más votos, salga elegido. Me tiene harta que gente que nadie conoce llegue al Parlamento porque era compañero de lista de otro más popular y con más ruedo. No.
  5. Como decía, creo que votar es importantísimo. Si no le gusta ningún candidato, vaya y anule su voto, pero VAYA Y ANULE SU VOTO. Creo que anular el voto dice millones, no así votar en blanco (lo encuentro tan pérdida de tiempo ir y doblar el papelito, no podría). Pero no anule por anular. Ahora hay internet en todas partes y los candidatos hacen campaña hasta por los codos. Infórmese de qué apoyan, no sólo de qué quieren hacer/qué prometen, y ahí decida y vote. No me digan que soy la única nerd que lee sobre eso antes de votar. (Nota: no he ganado ni una sola elección en mi historia votística).
  6. ¿Por qué todo esto es importante? Porque así después no andamos por la calle alegando por tanto imbécil que hay en el Congreso y que, sorpresa! La gente eligió. Si está cansado de los políticos que hay ahora (algunos llevan como 30 años en el Congreso), vote por otros. El cambio da susto pero a veces es bueno. Vote por otros. Yo siempre voto por el otro (por eso nunca he ganado nada, jaja).

Sobre el tema del día, quiero decir que no me cabe en la cabeza que alguien con estudios universitarios, preparación, dos dedos de frente esté en contra de la IDEA de legislar sobre un tema en el Congreso. ¿Tanto miedo tienen de conversar sobre algo? ¿O les da lata porque hay más de un proyecto y hay que revisarlos y qué atroz? La gente en la calle está clarita con el tema, ya sea a favor o en contra, y de verdad esta gente que legisla no se va a sentar a discutir sobre el tema? Lo encuentro insólito. A punto de que me de rabia y empiece a patear perritos en la calle. ¿Qué culpa tienen los perritos? En serio.

Sin tanto más bla blá, yo apoyo la facultad de la mujer a decidir sobre lo que pasa en su cuerpo. A mi no me gusta que me digan lo que tengo que hacer, ni qué tengo que vestir o comer, ¿por qué tengo que aceptar que gente que no conozco y que no me conoce, me obligue a hacer algo con mi cuerpo? Llegando al cliché mismo, ¿voy yo a sus casas a decirles cómo vivir sus vidas?

Sí, hay formas de evitar embarazos pero creo que no pasa por ahí la discusión y aquí voy con apoyar el aborto a secas, no sólo el terapéutico (si hay tanto leseo por el terapéutico, imagínense el soponcio general que les va a dar si algún día llegan a la IDEA de legislar sobre el aborto a secas. UFF). Creo que a veces las cosas fallan, nada es perfecto en la vida, y hay mujeres que están dispuestas a aperrar y otras que no, porque no quieren o porque no pueden. ¿Por qué negarles la opción de no tener ese hijo? ¿Por qué someterlas a más sufrimiento o a tomar rutas insalubres, peligrosas, por un error? ¿Por qué someter a ese niño a una familia que no lo quiso desde el principio? O sea, piensen en los niños. Si no todos en la tierra tienen mamá y papá y viven felices jugando con la pelota en el patio.

Acabo de leer en Twitter que la Senadora (d) Von Baer dijo «la mujer no tiene derecho al aborto terapéutico porque presta el cuerpo» (supongo que para el embarazo y no se refería a otra cosa). ¿En qué mundo vive esta gente? En serio. Porque ellos tiene los medios económicos para criar los 15 hijos con los que el Opus Dei los bendice, ¿de verdad creen que el resto es igual? Si ya vemos que las ‘políticas de salud pública para prevenir embarazos’ no funcionan, porque la Sra. Juanita no va al consultorio a buscar condones para no tener más cabros chicos y si va, el marido o quien sea puede que le de lo mismo y no se le gusta el preservativo y la Sra. Juanita cagó no más. Y vamos llenándonos de críos.

¿Entienden a lo que voy? Si no se trata de andar matando fetos por matar fetos, de discutir cuando comienza la vida y de lo que la Biblia dice sobre el tema (por favor! La Iglesia y el Estado se separaron hace siglos). Se trata de tener una herramienta a la mano para quien la necesite. Como decía mi abuelo «es como comprarse un martillo. Si lo necesito, está ahí para que lo use. Pero si no, el martillo va a quedar ahí, sin uso, embalado para siempre.» Es lo mismo. ¿Qué creen que va a pasar? ¿Los cementerios se van a llenar de niños no nacidos? O sea, yo ni cagando (perdonen mi francés), pero ni cagando me someto a un aborto pero jamás se me pasaría por la cabeza obligar a otra mujer a hacer algo que no quisiera. Nunca. ¿Con qué derecho? ¿Porque unas tantas personas me eligieron como representante de su región?

Ven que es importante saber qué apoya la persona por la que votan. Y ahí vuelvo al principio y me queda redondito el post y mejor no sigo porque me está dando rabia la cuestión y por eso nunca escribo de estas cosas.

Eso.