5 cosas que ya no compro

Ordenando.

Me salió en Youtube un video sobre este tema así que quise hacer mi propia versión.

Entre que con la cuarentena tuve que dejar obligadamente de comprar ciertas cosas y de verdad hay cosas que no necesito, ordené mi vida un poco y me di cuenta que hay varias cosas que ya no debiese seguir juntando.

CINCO COSAS QUE YA NO COMPRO

01. Tazas
Cada vez que entraba a CasaIdeas, salía con una taza nueva. No lo podía evitar. Pero me fui quedando sin espacio y de verdad ya no tenía dónde guardarlas. Algunas terminaron de macetero, otras de lapicero y muchas fueron regaladas a amigos que recién se independizaron y necesitaban ayuda justamente con eso. Me sirvió para ordenar el mueble de la cocina porque de verdad regalé todas las tazas que no uso, excepto un par que tienen valor sentimental. No sólo me quedó espacio para ordenar todo mejor sino que las tazas con las que me quedé de verdad son las que uso.

02. Ramen en contenedor
Desde que aprendí a hacer ramen en olla, dejé de necesitar que vengan en su propio contenedor. Además, siento que comer en la taza de cartón en la que vienen les da otro sabor que no es necesariamente rico; prefiero mil veces hacer todo en una olla y poder agregar un huevo porque queda mucho más delicioso. Igual hace mucho que no como ramen porque no he podido comprar del que me gusta, cuando abran de nuevo Patronato podré ir y regodiarme. (He comprado online y tienen muy poca variedad, necesito ir al AsiaMarket).

03. Sostén con barbilla
Hablemos de tortura. Hace rato que dejé de comprar sostén con alambre, no los aguanto. Me cambié a usar sostén deportivo las pocas veces que hago deporte, o cuando iba a clases de baile porque se salta mucho; o sin bretel/bralette para la vida diaria normal. Debo reconocer que sólo sigo usando sostén porque no me gusta que se note el pezón a través de la ropa, pero no necesito usar sostén (no tengo tanta pechuga) y si no fuera por ese detalle no usaría nunca.

04. Carteras
Algunas mujeres son adictas a comprar zapatos, yo era adicta a comprar carteras. AMABA el pasillo de las carteras en los malls, eran como mi santuario considerando que las librerías en Chile son super poco amigables y me dan un poco de claustrofobia (por eso son panorama amado cuando puedo ir a librerías en otros países, pero ese es otro tema). En un momento me di cuenta que estaba teniendo problemas en la espalda, me compré una mochila para el fin de semana y amé no terminar con dolor en los hombros, así que dejé de usar cartera. Incluso para ir a trabajar, tengo una mochila de cuero bien elegante, que me pongo en los hombros, mejorando mi postura y no llevando el peso sólo en un lado del cuerpo. Así que sin querer, dejé de comprar carteras. Sí he comprado varias mochilas jaja, pero me costó llegar al porte y modelo que más me acomoda. Creo que ya lo encontré.

05. Libros en papel
Por dos razones, no tengo tanto espacio para guardarlos y necesito leer los que tengo primero. Me prometí no comprar más novelas sino hasta después que lea las que llevan meses o años en el librero sin leer. Y debo mantener esa promesa porque es conmigo misma. Si quiero algún libro, tengo que encontrarlo digital (como el último de Los Juegos del Hambre, por ejemplo), pero no más papel. Reconozco que hecho de menos recibir libros por correo, era demasiado emocionante y amo leer en papel, pero promesas son promesas. Y siento que además me estaba llenando de libros que no amaba, porque no me gustaban tanto y como leo en inglés es difícil venderlos o regalarlos (muchas de ustedes saben cuánto me ha costado justamente eso), así que esa es otra razón también.

¿Qué cosas han dejado de comprar ustedes? ¿Han notado un cambio en sus rutinas o su vida -pre o en cuarentena- que las haya hecho dejar de comprar algo en particular?

15 comentarios sobre “5 cosas que ya no compro

  1. Hola Nat, 5 cosas que ya no compró:
    1. Libros en papel: A menos que sea un libro muy especial y particular lo compraré. Ahora leo mucho en digital y en una app que es como el Netflix de los libros. Mi casa es pequeña y mi deseo es tener la menor cantidad de cosas posibles, tengo muchos libros ahora y quiero leerlos para después solo quedarme con los que me gustan mucho.
    2. Cosas de papelería: Por el momento tengo muchas cosas de papelería sin usar y desde hace un tiempo las empecé a utilizar, también poseo muchos plumones, colores y libretas que de a poquito estoy usando y ya no planeo comprar papelería hasta que se me acaben.
    3. Maquillaje y esmaltes de uñas: Nunca me maquillo, solo los labios y tengo un par de labiales que son mis favoritos. Difícilmente me pinto las uñas y los esmaltes solo se echan a perder. Así que no creo comprar nada de esto, si acaso un labial por año. 🙂
    4. Joyería, bisutería: No uso ni collares, ni pulseras, ni nada por el estilo, así que de esto hace mucho que no compró nada.
    5. Vasos, tazas, botellas. Prácticamente no compró nada que sirva para tomar líquidos. Usaré los que tengo que son bastantes.

    Tu post me puso de buen humor y me anima a continuar con mi cruzada de ser ultraminimalista. Estos días han sido muy tristes y cansados. Mi vida cambió radicalmente y estoy recuperándome. No es fácil y se que será un proceso largo pero expreso mis emociones, acudo a ayuda terapéutica y seguimos mi esposo y yo con planes personales y de familia.
    Me doy cuenta que en realidad no necesitamos comprar nada, si acaso darnos un gustito, pero ya tenemos demasiado de todo. Creo que más bien muchas personas necesitamos enriquecernos con experiencias y hasta dar más al otro.

    Me gusta

    1. Estoy contigo en los esmaltes de uña y la papelería también!! Tengo muchas libretas y stickers, etc; y me pinto pocas veces las uñas así que ya tengo suficiente. El año pasado boté un montón de esmaltes así que para qué comprar más?

      Al final eso es muy importante, darse cuenta que no necesitamos de verdad comprar cosas, lo importantes es estar bien. Les mando un abrazo! Gracias por comentar.

      Me gusta

  2. Ropa, nunca he sido compradora compulsiva pero trataba de comprarme algo nuevo todos los meses si podía, ahora sólo he comprado cosas para el trabajo (gorros, overoles, casco) y nada para mi! Mi gran problema es que no me gustan comprar ropa por internet porque necesito probarme las cosas antes, así que estoy jodida :/ Otra cosa que no he comprado hace ene tiempo es maquillaje, en reemplazo me compré cositas para una rutina skin care (que no tenía) así que creo salí ganando

    Me gusta

    1. Mañosa mañosa! Jajaja. Yo odio tanto ir a las tiendas que hice que me diera lo mismo no probarme la ropa y yay, gracias Internet. :p

      Oye sii, el cambio de maquillaje a skincare es interesante también. Creo que es mucho mejor gastar en tu piel y que esté bonita y saludable, a comprar maquillaje :p

      Me gusta

      1. Jajajjajaa siii, lo reconozco!
        Tampoco me gusta taaanto ir a las tiendas xd si me demoro en encontrar algo me da ansiedad y me quiero ir o si hay mucha gente esperando entrar al probador dejo todo tirado y me voy jajajaja pero hecho de menos comprarme ropita, ya la que tengo la asocio mucho a esta época y quiero un cambio de atuendos que simbolice que se acabó esto, aunque sea de mentira 😦

        Me gusta

  3. Hace tiempo que no me compro maquillaje, entre que hace tiempo que con suerte me ponía labial y rimel cuando salía y la pandemia, me di cuenta que no necesito. Lo mismo con los esmaltes, me encanta tener las uñas pintadas, pero soy mala para darme tiempo para ello.
    Antes también solía comprar hartos «chocolates» en el supermercado, pero me empezó a aburrir que fuera pura azúcar y meh, así que ahora prefiero comprar menos pero de mejor calidad. Lo mismo con galletas y pasteles. Los hago yo misma o los compro en una pastelería para ocasión especial.
    Libros de lectura. Desde hace tiempo que estoy leyendo más en la kindle y aprovecho harto el acceso a la biblioteca. Los únicos que sigo comprando en físico son los de cocina, pero porque las fotografías y el formato me acomoda más así. Aunque igual trato de asegurarme que es un libro que realmente usaré.
    Zapatos! antes me compraba pares mes por medio casi, pero me di cuenta que gastaba en zapatos que no me convencían realmente o que no usaba tan seguido, y siempre terminaba usando como 4 o 5 pares nada más. Mención aparte que tampoco me compro pantuflas ya, que para que estamos con cosas, si me encanta andar a pie pelado en casa XD.

    Me gusta

    1. Qué rico que tengas biblioteca!! Yo llevo como 9 años esperando que abran la que está cerca de mi casa 😦

      También me compré un libro de cocina el mes pasado, no ha salido aún y quiero que llegue luego! Es que las fotos ayudan mucho 🙂

      Andar a pie pelado es lo máaaaas. Yo tampoco tengo pantuflas, pero tengo calcetines que uso en mi casa, más gruesos para invierno y en verano sin nada. Una maravilla.

      Me gusta

  4. Con casa ideas (y tiendas similares) aprendí a controlarme y creo que ha sido el mayor logro en mi vida–es harta la plata y el desorden que uno se ahorra 🙂

    También este año me vine a vivir a Suecia y no pude traerme mis libros, quedaron todos en la cajas donde mis papás. Juré nunca más comprar libros físicos porque entre la pena y la plata, para qué. Pero es imposible… Lo que hago ahora es comprar en digital los más livianitos o que voy a leer solo una vez (aunque ya no quiero usar más Amazon), y en papel los que sé que me van a gustar o que voy a usar en el trabajo. Además, comprar libros produce endorfinas y me ayuda a aguantar el estrés de estar en país nuevo–súper sano.

    Me gusta

    1. Como cociné harto en cuarentena me di cuenta que hay cosas de mi cocina que están a punto de morir, pero no fui a CasaIdeas a buscar, menos mal.

      Ohh, qué bonito Suecia! Imagino que el manejo de la pandemia fue harto mejor allá?

      Si no compras por Amazon, por donde? Yo he comprado dos libros ahí esta pandemia y ya leí uno. Si hubiese otra tienda, mejor. Y sí, comprar libros es tan maravillosoooo pero creo que mi criterio ahora es el mismo que el tuyo para comprar.

      Me gusta

  5. Estoy tratando de comprar en librerías físicas (independientes) si es que necesito en papel, aunque sea un poco más caro. Y si es e-book, a veces directo desde la editorial. Pero igual es difícil ser consistente.

    Oye, algo nada que ver… Pero el otro día escuche un capitulo de tu podcast sobre doramas, que son cero lo mío, pero quedé sorprendida por lo entretenido! Demás que algún día me animo a ver alguno para ver por qué todo el mundo los ama.

    Le gusta a 1 persona

    1. Síi, es difícil!! No se me habia ocurrido de lo ir directo a la editorial. Lo tendré en cuenta porque creo que aumentaré el consumo de ebooks en comparación con libro físico.

      YAAAAAY!! My work here is done!! Jajaja. Son demasiado entretenidos. A veces son un dolor de cabeza también pero es mucho más bueno que malo. 😛

      Me gusta

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s