Fin de Semana de Películas #237

Dos películas MUY diferentes.

The Witch, part 1. Subversion
Una niña que no recuerda su nombre ni de dónde viene, una familia que la acoge y la cría con amor. Diez años después, cuando todo parecía desarrollarse en paz, una organización misteriosa la persigue y quiere atraparla a cómo de lugar.

Mi amiga Ari me recomendó esta película porque sale Choi Woo Shik, el chiquillo de Parasite, y como hace de malo, corrí a verla. ya saben que me gusta mucho ver a los actores que sigo haciendo de malos, si les creo su rol malévolo me hace demasiado feliz y estoy lista para seguirlos de por vida (te miro a ti, Gong Yoo, ya po. ¿Hasta cuando te espero?).

Me gustó muchísimo. La historia es original, las actuaciones están muy bien y me entretuve un montón viéndola. Woo Shik sale chascón y apruebo mucho, la niña protagonista me sorprendió y la trama funciona super bien en las dos horas que dura la película. Muy entretenida. (La vi en cuevana)

 

To All the Boys: P.S. I Love You
Segunda parte de la famosa To All The Boys I’ve Loved Before en que Lara Jean, una chica de 16 años, le escribía cartas a los chicos de los que se había enamorado. En esta secuela, uno de los recipientes de esa carta vuelve a encontrarse con Lara Jean, quien recién comienza su relación real con Peter Kavinsky.

Cuando vi la primera película, busqué los libros para leerlos. El primero es muy igual a la película así que seguí con el segundo y no pude terminarlo. Se veía que iban en dirección a hacer pedazos todo lo que construyeron en el primero y me dio rabia y lo dejé, por eso tenía miedo con la película porque pensé que la iba a odiar y no fue así.

Creo que hay que entender que ha pasado tiempo desde que vimos la primera película y hemos cambiado como espectadores, eso influye un montón en creer esta historia muy linda, de cuento, entre esta chica sin experiencia y el chico más popular de la escuela. A eso le agregas la llegada de John Ambrose, que es casi perfecto, y todo se hace más idílico e imposible. Hay que querer jugar.

Es imposible que esta película tenga el encanto que tuvo la primera, nunca iba a pasar, pero dándole crédito como secuela funciona igual. Los personajes están ahí, intactos y eso está bien; las relaciones están ahí, evolucionando, y eso es mejor. No es tan entretenida como la primera, donde pasaban montón de cosas y comenzábamos a conocer a los personajes, pero no es una mala película. Como dije, estoy contenta con no haberla odiado.

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s