Natificado: Machu Pichu

En diciembre, celebramos el cumpleaños de mi mamita hermosa en Machu Pichu, un restaurante peruano que queda en Bilbao. Esto fue lo que pasó. Chan chan chan chaaaaaaan.

Hicimos reservas, llegamos a la hora, todo maravilloso hasta ese momento. El restaurante se llena harto los fines de semana, así que menos mal que hicimos reserva! Elegimos este lugar porque mi mamá nunca había ido a un restaurante peruano, tenía ganas de comer cebiche y yo había ido alguna vez a almorzar y me había enamorado del pan que sirven. En serio, viviría comiendo ese pan. Creo que este día que fuimos me comí como ocho. Con mantequilla. Ñami.

Pedimos varias cosas así que les cuento.

photo_001

Mi hermano pidió filete de carne, siempre tan carnívoro él, con salsa de langostas y mariscos. Dice que estaba rico. No le saqué foto, ups, perdón.  Su polola pidió un plato de pulpo frito que se veía medio raro pero estaba bien rico.

photo_002

Mi pololo pidió cebiche al cilantro y le trajeron una cosa verde medio fea pero estaba bien rica y sabrosa, con haaaarto limón y pescado y mariscos, también. A él le encantó, la salsa verde que quedaba al final era para chuparse los dedos, reconozco que me comí un pancito untado en ella y me chupé los dedos. Ñami.

photo

Mi mamá pidió el cebiche mixto, igual que yo. Era un plato bien grande y bonito, con trozos de pescado y mariscos: calamar, colitas de camarón, pulpo, machas y no recuerdo qué más. Voy a hablar por mí porque mi mamá estaba tan feliz que probó todos los platos y los amó. No me gustó. O sea, los mariscos, por alguna razón extraña, estaban súper ricos pero el pescado estaba crudo. Si sé, «Nat, es cebiche, obvio que estaba crudo», pero no po, tiene que tener sabor a limón, a especias, y el pescado estaba crudo y fome y me cargó. Me dio la impresión de que tenían el pescado cortado en un bowl y al servirlo le echaban un poco de limón encima y listo. Me dijeron después que así se hacía el cebiche en Perú y que lo que yo comía como cebiche acá era la versión chilena, bien requeteuntado en jugo de limón. Así que me gusta nuestra versión, esa en que una masca el pescado y salta el jugo de limón por todas partes. Ese es el cebiche rico que me gusta. Quedé con las ganas. :/

Los postres del Machu Pichu son deliciosos y bieeeeen dulces. Si les gusta lo dulce, van a sufrir intentando elegir qué comer. En la mesa elegimos papayas al jugo, una copa de tres leches de chocolate y con mi pololo compartimos una copa de suspiro de limeña que estaba tan exquisita-pero-relajante, que en algún momento peleamos por comer y después la dejamos a un lado (vacía, claro).

En general, si voy de nuevo no pediría cebiche nica, pero el pan es exquisito y me llama. A veces sueño con el pan, que le echo mantequilla y despierto tan contenta. Es que es exquisito. Ah, y el suspiro de limeña también es rico.

3 comentarios sobre “Natificado: Machu Pichu

  1. Mi cuñada que es peruana recomienda los restoranes peruanos que están en el centro de Santiago, mi hermano me llevó a uno cuando estuve allá en diciembre (no me acuerdo el nombre del local ni de la calle, pero está a dos cuadras de la plaza de armas .. yo comí unos «fetuccini tres sabores» (o así se me grabó el nombre =P) y mi hermano un arroz con mariscos .. ambas cosas deliciosas, la típica inca cola y pan con dos tipos de salsa una picante y la otra no .. MARAVILLOSO!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    De todos modos no niego que al leerte me dio hambre .. ñammmmm

    Me gusta

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s