Resumen 2012

Ya deben estar aburridos de tanto resumen pero este es el último y el más importante, porque es personal. Es el que importa.

Todos hacemos balances a fin de año. Miramos hacia atrás, a los 12 meses que hemos vivido y pensamos qué cosas podemos rescatar de ellos y qué otras nos gustaría olvidar o cambiar. Es normal, todos lo hacemos, y yo creo que ayuda mucho a poner las cosas en perspectiva y así poder evitar cometer los mismos errores, enfocarnos en cosas y personas que nos hagan bien, y así.

Voy a empezar con lo malo.

cosas malas

LO MALO DEL 2012. BUUUUU.

Primera vez en la vida que me roban algo. Menos mal que fue un hurto y no un asalto, así que no hubo secuelas psicológicas ni nada por el estilo, sólo una lata eterna por tener que hacer una denuncia, volver al lugar del crimen a ver si reconocía a los culpables, mucho susto pero también apoyo de los compañeros de trabajo que me ayudaron en el proceso. Me robaron el celular de mi trabajo, el que me pasaron para estar ubicable siempre (por si acaso). Me lo sacaron de la cartera en el centro de Santiago. Menos mal que me di cuenta al minuto. Mala onda.

Me contagié con el rotavirus en noviembre. Hacía años que no me enfermaba así y jamás en la vida había tenido licencia médica. Este fue un año de primeras veces. Ahí estuve yo, en cama dos días, sintiéndome como el forro, rompiendo mi largo récord de ‘días sin vomitar’ y tomando Gatorade. No es tan malo el Gatorade, yo pensaba que era harto más asqueroso. Considerando que no me enfermo nunca, fue súper mala onda enfermarse con tanta cuática. Que no pase de nuevo, porfis.

Vi harta menos tele este año. Harta menos, subrayado. Dejé de ver muchos programas y tuve muy poco tiempo para ver mis series. Entre que le puse más atención a otros intereses y ahora mi tiempo ya no es sólo mío, es compartido, ya no paso los fines de semana poniéndome al día con los doctores de Seattle Grace ni con los alumnos de la universidad comunitaria. La verdad es que no los echo mucho de menos. Sigo viendo las series que más me gustaban antes, eso no ha cambiado, pero ya no bajo todo lo que me gustaba un poco para verlas por costumbre.

Obviamente, lo peor del año fue la enfermedad de mi abuelita. Fue una agonía colectiva para mi familia desde que entró a la clínica en junio hasta que falleció en diciembre. Pasé demasiado tiempo en salas de espera, viendo enfermeras y cables y escuchando los bips de las máquinas. Fue un proceso difícil. La Chichi en un momento estuvo muy lejos, inconsciente, y lo pasé muy pero muy mal. Gracias a Dios tuve el apoyo incondicional de mis cercanos, sobre todo de Mauricio (mi pololo), de verdad que no sé si hubiese aguantado tanto sin su apoyo. A pesar de la pena que significa no tener más a la Chichi cerca y de no escuchar más su voz, que es lo que más extraño todos los días (a veces me dan unas ganas atroces de llamarla por teléfono, como solía hacer hasta mayo, sólo para copuchar), entiendo que de verdad su cuerpo no daba más y que ahora está mejor. No es un consuelo barato, es lo que siento de verdad. Que está mejor.

Ya. A cosas más bonitas y buenas y entretenidas para no terminar el año llorando. Jaja. ¿Ven?

cosas buenas

LO BUENO DEL 2012

Una de las mejores cosas que me pasó este año fue comenzar este blog. En febrero me picó el bichito de volver a escribir y en español, ya que por muuuuchos años mantuve un blog pero en inglés (desde el 2004). Me gustó la idea de ir afilando temas, creando secciones, decidiendo qué cosas quería mostrarles y qué no, compartir con ustedes a través de los comentarios y ay, cómo amo cuando me comentan. Así puedo conocerlas y conocerlos un poco más, ver qué les gusta, qué coincidencias tenemos, qué diferencias tenemos. Es de lo más entretenido que hay y es lo que me anima a seguir publicando cosas en el blog. Me da mucha alegría poder decir que he leído harto para mejorar el blog, para tener contenido de calidad, para ir mejorando lo de las fotos, para sentirme orgullosa de lo que voy poniendo aquí. Ha sido difícil, he soñado harto con esto ajjaa, pero me gusta cómo está quedando. Sólo ruego para que no se me arranque la musa inspiradora y el bichito de la escritura. 🙂

Otra cosa muy pero muy buena es que dejé de fumar. Empecé a fumar en el año 2006. Entre la cesantía, la ansiedad y el nada que hacer tomé el mal hábito del cigarro. No fumaba mucho pero fumaba, no eran cigarros muy fuertes pero los fumaba y me hacían mal igual. En algún momento en el año 2009 decidí dejarlo porque qué lata andar con las manos hediondas, la ropa hedionda, el pelo hediondo. No fumé como en cuatro meses, iba regio. Hasta el 27 de febrero de 2010. Manera de fumar esa noche. Y de ahí no lo dejé hasta ahora. Fue justo unos días antes de empezar a pololears, porque el pololo también dejó de fumar hace años, y decidí aprovechar ese empujón de no tener fumador al lado y de no mirar más mis cigarros. No quería oler feo, no quería tener un mal hábito que además es bien asqueroso, así que tomé la oportunidad y no la he soltado. Estoy muy feliz con mi decisión.

Todos los años intento aprender algo nuevo. Tengo un Diplomado en Edición y Publicación de la Universidad Católica, el año pasado tomé clases de canto y así. Este año decidí que en vez de cultivar mi cerebro iba a cultivar mi cuerpo, jaja. No, pero quería hacer algún tipo de actividad física y buscando llegué a la Zumba. Y la améeee. Es que es tan entretenida. Me encanta bailar, con coreografía, y hacer que mi corazón haga ejercicio y además hacer el esfuerzo físico de mover el esqueleto. Me encanta. Ahora lo dejé porque con el calor me da una lata atroz tomar la micro e ir a clases, soy una floja y lo sé, así que ahora hago yoga muy cerca de mi casa. MUY cerca. Es muuuuy diferente a la Zumba y me ha costado acostumbrarme pero quiero seguir con eso por lo menos durante el verano. Ya veremos qué hago después.

Hay dos cosas, a nivel muy personal, que han hecho de este año uno buenísimo. La primera es haber conocido a mis amigas Zancadistas. Nos conocimos por el blog aquél pero ya ni lo visitamos, jaja; hemos hecho muy buenas migas, compartimos muchísimo y nos queremos harto. Bueno, yo las quiero harto. A algunas más que a otras, siempre lo digo para crear polémica, jaja. Pero es cierto. Han sido un apoyo innegable en momento buenos y malos, han sido fuente de risotadas que he debido explicar a mi media naranja, han sido la razón para tener más tiempo libre y buscar excusas para reunirnos a comer porque somos todas unas gordas lechonas. Me han permitido compartir con ellas nacimientos, cumpleaños, navidad y año nuevo; me han hecho sentir bienvenida y por eso las quiero. Mucho.

Lo segundo es mi pololo. Por harto tiempo no quise nombrarlo mucho acá porque quería mantener esa barrera de la vida privada y la cuestión, no fuera que después llegue Alfombra Roja a mi casa y los paparazzi y qué lata. Jajaja. Pero ustedes saben que existe y deben saber que es maravilloso, que es una muy buena persona, que es talentosísimo, que lo admiro mucho, que me hace muy (MUY) bien y que cocina exquisito, entre muuuuchas otras cosas. Desde hace tiempo que es mi vida y soy harto más feliz desde que él está en ella. Harto. ❤

.

Ese fue el 2012. No fue un mal año a pesar de lo difícil que fue. Me cambió mucho, creo que para bien, y espero continuar así el 2013. Les deseo la felicidad mundial a todos ustedes que me leen siempre y la felicidad universal supercachilupi a los que siempre me comentan. Tienen ganado el cielo! Los quiero mucho. Nos vemos el próximo año. 🙂

8 comentarios sobre “Resumen 2012

  1. Jajaja yo también te deseo la felicidad universal 😉
    Me encanta leerte, yo tambien llegue acá desde zancada, y hace haaaarto tiempo ya que no lo visito tampoco, como que se chacreo…en fin, me caes regio jajajaja
    Feliz 2013!

    Me gusta

  2. Espero estar en el grupo de las más queridas jajaja. Te deseo lo más mejor en este nuevo año Naty, y felicidades por dejar de fumar!! Yo sigo solo con mi puchito acompañado de alguna chela.
    Nos seguiremos viendo supongo, y entonces te debo el abrazo. Besoss, ha sido macanudo conocerte oyee 🙂

    Me gusta

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s