Cosas que amo: la ropa de invierno

Queda invierno todavía, esta semana lo ha demostrado. Harta lluvia, haaarto viento helado. Menos mal que yo siempre ando lista para soportar el frío, con estilo (jaja) y alegría.

Si todavía no me creo modelo. En serio.

Siempre me ha gustado la ropa de invierno, no sé por qué. Amo los guantes, las bufandas, los calcetines de lana gruesos y, por sobre todas las cosas, los abrigos. No me gustan las chaquetas pero adoro los abrigos. Me gusta mirarlos en fotos, ver diseños nuevos y, claro, tener varios. Tengo abrigos delgados y otros muy gruesos, para media estación y para invierno duro, con y sin gorro, de hartos colores; los he ido juntando con el tiempo así que algunos me quedan bien grandes y otros más ajustados. Los amo.

Uy, me entusiasmé con lo de los abrigos. Sorry. Es que los adoro. jaja. Sigo entonces.

Los guantes me gustan poco, en realidad uso mitones. Tengo sólo un par pero no los suelto. Unos son rosados y tejidos, calentitos; y unos de esos que son guantes pero tienen la cubierta que los hace parecer mitones. Me los tuve que comprar obligada porque perdí mis mitones favoritos hace un mes, unos grises y de polar que usaba todos los días. Los encontré en una tienda de descuento cuando estaba de intercambio en Canadá hace casi diez años (inmylife!) y los echo de menos. Es difícil encontrar mitones así en Santiago. Hiper.

Alcancé a sacarles esta foto, dos días antes de perderlos. Los extraño tanto. 😦

Las bufandas me gustan todas, jaja. De lana que no pique, ojalá, porque soy súper alérgica. En mi época oscura me puse a tejer bufandas para tener algo de plata (ay, la cesantía inspira) y encontré una lana hipoalergénica suavecita que no era muy cara. Con esa tejí decenas de bufandas que vendí barrrato. Obvio que me quedé con muchas para mí, en varios colores. Maravilloso. Y de la misma lana, mi madre querida me hizo gorritos tipo boina que hacen un conjunto topísimo, que nunca pasa de moda. No, si me creo el hoyo. Déjenme.

Mi bufanda más favorita, en todo caso, es una que me regaló mi amiga Rachel. Ella sí que teje profesionalmente y hace bastantes años me tejió una hermosísima bufanda con los colores de Hufflepuff, gruesa, suavecita, apolínea. Me la envió por correo y la guardo como uno de mis tesoros más grandes. Es que es tan calentita y era ideal para los estrenos de las películas de Harry Potter cuando eran en julio. Yay.

Y así pues: panties de polar, calcetines de lana o de esos que tienen pegatina abajo para no resbalarse, polainas (tengo un solo par pero son tan lindas y calentitas), gorros, boinas! Pucha que es bella la ropa de invierno 🙂

11 comentarios sobre “Cosas que amo: la ropa de invierno

  1. Me encanto el 3 abrigo, q es como con faldita!! es hermosooooo!!!!!! *o* Yo tb amo el invierno, estar acostada, chocolatitos, calientacamas, peliculas, lectura, polar… ay! me encanta! pero debo decir q tengo super poca ropa de invierno si no es por mi cumple en invierno yo no se que hubiese sido de mi vida sin camisetas de polar! jajaja 🙂 antes no usaba pantys, ahora no puedo estar sin ellas…será q este año hizo mas frio q de costumbre? Me encanta el invierno es la escusa perfecta para quedarse en casa comiendo chocolates y viendo miles de peliculas.

    Me gusta

    1. Me gusta mucho todo eso que tu dijiste, especialmente los chocolatitos en la cama. Jajaja.

      Es bello pero me queda grande! Así que nunca lo he usado como para salir. Buuu. No podría vivir sin camisetas de polar. En serio. A ellas les debo la vida.

      Me gusta

  2. Estoy tan de acuerdo contigo… yo ya estoy contando los días para volver a sacar la ropa de invierno. Sé que la mayoría adora la ropa de verano, pero nosotras vamos al revés… yo adoro la sensación de ir tapada y calentita, aunque el trajín de quitarmelo todo al entrar en algún sitio me cansa…

    Yo soy HÍPER FAN de las boinas y gorros de lana. Intenté hacerme uno, pero me quedó grande, así que de momento alterno los tres o cuatro que tengo. Hasta hace poco era extraño ver a gente llevándolos en Barcelona así que me compré un par en UK, pero veo que ahora no se me quedan mirando como hace unos años. El año pasado me compré uno con pompon and all 😛 Still, me encantan.

    Las bufandas igual… tengo demasiadas y ya no sé que hacer con ellas, pero las que más llevo son las que me he hecho desde que aprendí a tejer… son muy sencillas porque soy una manazas y no paso del derecho, revés y las trenzas, pero las quiero (sobretodo el cuello azul que me hice el año pasado y que hizo furor en mi colegio… ahora todas quieren que hagamos un knitting club).

    Me encantan tus abrigos! Sobretodo el último. Yo solo tengo dos, pero mi preferido es uno largo y gris oscuro, que es súper calentito… Tengo que hacerme con más.

    /ramble mode off

    Me gusta

    1. Bufanda que no quieras, me la mandas no más!! Yo sólo sé tejer bufandas, igual que tu, revés y derecho, pero quedan lindas igual so…

      ay, me imagino tu melena con la boina con pompon, jaja. Siiiii. Muy gaitosa.

      Reconozco que me tiene un poco aburrida el frío. Yo amo la lluvia y abrigándome soy feliz, pero necesito días con luz y algo de calorcito porfa.

      Me gusta

      1. Melena? Jaja, la melena is no more! Me lo corté cortito antes del verano, y creo que la próxima vez me lo cortaré aun más (ahora lo llevo a la altura de las orejas). Ya me haré fotos cuando me ponga la boina con pompon, de todos modos, para que veas 😀

        Me gusta

  3. Un comentario sencillo… tai linda Nané.
    Puro Style…
    En mi caso me cuesta mucho encontrar ropa de invierno, una por lo grande que soy y porque tengo los brazos muy largos. no hay camisa que me pueda abrochar los puños.

    Besos

    Me gusta

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s