Series: Avatar, el último maestro del aire

La maratón N°5 de Avatar terminó la semana pasada así que no podía no escribir sobre esta serie, una de mis más favoritas de la vida. Y no, no es sobre los monos azules robanombres esos. NO.

Avatar es una serie que dieron en Nickleodeon y que me perdí olímpicamente porque nunca pesqué Nickelodeon. Yo veía el Cartoon Network. La cuestión es que nunca supe de la maravillosidad que era esta seria hasta que mi querida amiga Vero me la prestó hace un par de años. La vi entera, las tres temporadas, en una semana. No podía parar de mirar la tele. Me fascinó altiro.

La serie de animación cuenta la historia de Aang, un muchacho de 12 años que ha pasado los últimos 100 congelado en un iceberg en el Polo Sur. Durante ese período, la Nación del Fuego ha tomado control de las otras naciones y reinos (todos relacionados con los 4 elementos) en una guerra terrible. El único que puede detener la invasión es el Avatar, quien puede manejar los cuatro elementos, pero nadie lo ha visto en más de cien años. Ese es Aang y ahora los hermanos Katara y Sokka lo han encontado y sacado de su prisión de hielo.

Con el Avatar de vuelta comienza la historia, pero lo que vemos no es sólo el camino que emprenden los tres amigos para poder terminar con la guerra, una tarea ya dantesca, sino que vemos el viaje de Aang para aprender a controlar los otros tres elementos que no le son naturales: el agua, la tierra y el fuego. Él es el último maestro del aire y tiene que lidiar con ser el último de su tribu, con estar solo en el mundo, con la tremenda responsabilidad que es tener que darle fin a la guerra y con aprender a manipular los otros elementos. No es algo fácil pero Aang se las arregla para ser siempre positivo y salir del paso de sus varias aventuras con Katara, Sokka y otros personajes que se les unen después.

El malo de la película es Zuko, el hijo del Señor del Fuego, desterrado de su país hace años. Zuko recorre el mundo buscando al Avatar, convencido de que si lo atrapa y lo lleva de vuelta a la Nación del Fuego, su padre lo perdonará y él podrá recobrar su honor. Lo acompaña su tío, Iroh, un viejito que en su juventud lideró la invasión de la Nación del Fuego y que ahora viaja junto a su sobrino intentando impartir sabiduría y tomando tecito. Iroh es mi personaje favorito de toda la serie, es el único que me hace llorar y reír fuerte. Lo adoro.

La serie se divide en tres temporada o tres libros, cada uno de ellos nos muestra cómo Aang va aprendiendo a controlar un elemento. El primero, por ejemplo, es el agua y ahí vemos cómo se encuentra con Katara, la última maestra del agua de su tribu, y cómo ella le enseña a manipular ese elemento. Juntos viajan al Polo Norte en busca de otros maestros que puedan enseñarles a ambos. Ahí pasan cosas. Entretes.

El segundo libro está dedicado a la Tierra. Ahí Aang debe buscar a alguien que le enseñe a manipular ese elemento, tarea que prueba ser difícil. Su profesora no es muy didáctica y el elemento en sí le es particularmente difícil, considerando que su naturaleza es de aire. Todo esto está rodeado de explicaciones espirituales y filosóficas, uno aprende sobre los chakras y otras religiones y creencias y por eso adoro este programa. Demasiado.

El último libro nos lleva más cerca de la Nación del Fuego, porque es el último elemento que Aang debe aprender a controlar y así derrotar al Señor del Fuego, el malo maloso. Este es mi libro favorito por los personajes, la historia, la dinámica y ese sentimiento de WTF constante que me fascina y me pone nerviosa. Me asusta pero me gusta. La mayoría de mis episodios favoritos son de esta temporada. Es que es tan rebuena! Y el final. EL FINAL. Dos horas de pura emoción y de no poder pestañear. Mis ojitos!

No les quiero contar demasiado de la serie para que la vean. Además, tengo preparados un par de posts con mis cosas favoritas de esta serie porque de verdad que la adoro, así que prepárense para hablar de episodios y personajes también. Ya les conté de mi favorito pero es que no pude aguantarme, Iroh la lleva tanto, me fascina.

Si ya han probado cosas que les he recomendado, entonces confíen en mí porque Avatar es de las mejores series que he visto en mi vida. Es sencilla de seguir, es entretenida, son capítulos cortos entonces una se envicia y ve de a cuatro al hilo sin darse cuenta. Los personajes son complejos, reales, graciosos y eso los hace fascinantes de ver. ¡Evolucionan! No, si esta serie es ma-ra-vi-llo-sa. No crean que porque es animación es para niños, porque al igual que mi querido Harry Potter, tiene capas que te pueden afectar en distintos niveles. Eso me recuerda postear lo de las similitudes entre Harry Potter y Avatar. Mmmmm. Se vienen.

19 comentarios sobre “Series: Avatar, el último maestro del aire

  1. mejor esta avatar que la pelicula …. esa del niño con la flecha dibujada en la cabeza…. me entretiene mucho y con mi amigo felipe amado la comentabamos cuando nos juntabamos a tomar cafe… =(

    Me gusta

  2. Más o menos en la misma fecha me vi las 3 temporadas de esta serie!
    Es que me encontré con Korra y fue el gran WTF de la vida, al ver que después de mil comentarios en twitter de amigos viendo esta serie, cachar que era la continuación de The Last Airbender.
    Yo recuerdo haberme quedado hasta las 4am un día de semana esperando que subieran el último ep del 3er libro, y también recuerdo haberte comentado la existencia de esta serie, pero ni me pescaste xD

    Me gusta

  3. LA AMOOO! con mis hermanos somos super distintos todos pero una de las pocas cosas que tenemos es comun es esto, es que es tan buenaa que hasta su mal gusto supo reconocer lo brillante que era.
    Nunca he visto la pelicula de los pitufos gigantes porque le robaron el nombre, chao con ellos!

    Me gusta

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s