Viernes de Música: A Fine Frenzy

Volvemos a las voces femeninas en este día gélido de la conch… perdón. PERDOOOOON. El frío me tiene mal.

A Fine Frenzy no es una banda. Es una compositora de esas que me gustan a mí, de las que cantan suavecito, escriben sus propias canciones y las cantan junto al piano. Hay pocas cosas más maravillosas que esa. Aquí se descubren en Alison Sudol, una gringa de Seattle que tiene ya dos discos bajo el brazo, todos con un sonido pop/alternativo, tranquiléin, exquisito.

No recuerdo cómo llegué a ese disco, a esta música, pero llegué. Creo que vi la portada en alguna parte o algo así. La cuestión es que algo llamó mi atención y bajé los dos discos editados a la fecha: One Cell in the Sea (2007) y Bomb in a Birdcage (2009). Me gustaron mucho los dos, por su simpleza, porque me evocaba imágenes medio apocalípticas/románticas, porque en teoría se parecía a Tori Amos pero sonaba completamente distinto y eso me encantó.

Vamos por parte. One Cell in the Sea es el primer disco de A Fine Frenzy. Editado en 2007, incluye canciones preciosas como The Minnow and the Trout«(El Pescardo y la Trucha) de donde sale la línea «one cell in the sea» (una célula en el mar) que es el título del disco. La canción me gusta porque es tranquilita y preciosa, casi como una fábula de esas que leía cuando niña. Nunca he visto el video pero las imágenes que llegan a mi cabeza cuando la escucho son topísimas. Obvio. Jaja.

One Cell in the Sea incluye otras joyitas, como Come On, Come Out que, según yo, muestra a la perfección el estilo musical de A Fine Frenzy, con el beat de la música, la composición y -sobre todo- la voz de Sudol. Otras que me gustan son Picked Me, por tiernucha; Rangers, que debió ser el single porque la encuentro extraña y medio oscura y eso me encanta; Ashes and Wine, porque me gusta cantarla; y Borrowed Time, porque me ayuda a dormir.

El single de este disco fue Almost Lover, la que encuentro hiper edulcorada y me carga. Aquí Allison se despide de su casi amante y es leeeenta la canción y como que la odio un poco. Me la salto siempre. Jaja.

Bomb in the Birdcage (Bomba en la Jaula) es el disco número dos y como todo segundo hijo, nunca es tan bueno como el primero, pero le hace el peso. El estilo sigue siendo el mismo, claro, pero además incluye canciones algo más bailables, mucho más poperas como Electric Twist. Encuentro bien glamorosa esa canción, no sé por qué, como que me hace pensar en cosas doradas brillantes. Jaja.

Cro que por eso me gusta A Fine Frenzy, porque es música bien femenina pero con fuerza. El piano, la música de fondo y las letras no simplistas (con la excepción de Almost Lover que de verdad me carga), me hacen viajar a mundos fantasiosos que me reciben con los brazos abiertos y a veces es necesario escapar a mundos donde los árboles hablan y las truchas te enseñan sobre el significado de la vida. O sea.

3 comentarios sobre “Viernes de Música: A Fine Frenzy

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s