Hacer planes

Hoy vamos a hablar de hacer planes. De planear cosas. Mmmm, entretenido.

En realidad no es taaaan entretenido, jaja.

El tema salió porque me es imposible planificar a muy largo plazo.  Sufro de ansiedad diagnósticada así heavy y una de las primeras cosas que aprendí en terapia fue a no pensar mucho en el futuro porque ahí me venía el OHMAIGAD ¿Qué va a hacer de mi? Y lo pasaba pésimo. Así que después de sacarme para siempre el reloj, dejé de hacer planes considerando más allá de una o dos semanas en mi vida.

Es liberador, igual. O sea, sé que hay cosas en el futuro que tengo o quiero hacer,  fechas inamovibles (cumpleaños, aniversarios, matricidios), pero como están siempre ahí y son compartidas no las encuentro tan terribles. Pero, en general, si tengo que mirar mi agenda, todavía me pone un poco nerviosa que tenga demasiados puntitos a un mes de distancia. Como que me canso de antemano, jaja. Atroz.

Por lo mismo nunca he entendido mucho a la gente que planifica casi su vida completa antes de empezar a vivirla. Lo he visto en películas harto. «yo a los 25 me voy a graduar, a los 27 me voy a casar y a los 29 tendré a mi primer hijo». ¿Que no siente presión esa gente? Yo no podría vivir pensando que se acerca la fecha y no he logrado nada de lo que me propuse. Y es esa presión la que me obliga a relajarme. Es paradójico, lo sé, pero también es cierto. Mejor dejar que las cosas pasen, que todo fluya hermano y la cuestión.

Creo que lo único en que de verdad me tengo que hacer el ánimo de planificar con mucho tiempo son los viajes, principalmente porque si no lo hago con tiempo, no pienso bien las cosas y planificar este tipo de asunto apurada como que no me sale. Entonces ver dónde ir, cotizar pasajes y estadía, revisar fechas… siempre lo he hecho con mucha antelación, con calma, con tiempo para perder entre medio., también.

Hay gente que disfruta planificando cosas. Una muy buena amiga mía se cuasi ofreció a planificar mis vacaciones al extranjero. Le encanta ver hoteles, cosas turísticas, qué hay para ver en distintos lugares. Me quita un pesote de encima porque yo lo encuentro un cacho. Lo hago porque hay que hacerlo pero cero ganas, en realidad. Además que si leo mucho de un lugar antes de ir, se me quitan las ganas de ir, prefiero la sorpresa de ir descubriendo las cosas a medida que las voy descubriendo.

En mi trabajo, por ejemplo, también trabajamos semana a semana, no manejamos una agenda más amplia excepto en el mes aniversario. Eso me ayuda a planificar cosas a siete días de distancia y lo agradezco. Me ayuda a mantener la sanidad mental anhelada, requerida, adorada.

¿Cómo son ustedes para hacer planes? ¿Se embalan y lo disfrutan? ¿Ya saben qué harán para año nuevo?

17 comentarios sobre “Hacer planes

  1. Me cuesta tanto trabajar con planes. A veces me preguntan qué voy a hacer el sábado y no sé, no tengo idea, siempre lo veo a última hora a menos que sea algo para que lo haya que comprar entrada. Ahí sí me pongo las pilas y me planifico.
    En la pega trabajo con un organizador diario y me gusta tener el mes a la vista, pero nada más que eso. Y en mi vida, nada cero gran plan a cumplir a X edad. Me gustan las sorpresas en ese sentido.

    Me gusta

  2. Me gusta hacer planes pero no tan a largo plazo, por ejemplo si quiero salir un dia, me gusta saber minimo el dia anterior a que hora saldre, donde ire, q podria hacer… para organizarme. Pero mas alla de eso…nop!…. y como a largo plazo, me pongo metas, año a año, pero no me estreso en cumplirlas. Si lo hago bien y si no, lo hare al proximo. Claro aveces tb las cosas salen derrepente y eso tb es entrete. En mi casa igual como q son super organizados mis papas… me suelen avisar con una semana antes lo que vamos a hacer el fin de semana. Para que yo no haga planes, ni acepte invitaciones de ultima hora jajaja 😛

    Me gusta

    1. Concuerdo contigo, también me gusta saber al menos con un día de anticipación si tengo que ir a alguna parte para planificarme y hacerme la idea. Porque eso de ir de la pega a mi camita, sobre todo en invierno, es demasiado tentador 🙂

      Me gusta

  3. A mi me cuesta muchísimo organizarme y planear y eso me estresa, y la verdad es que he postergado o dejado cosas por no haber planeado y al contrario de ti, ahorita estoy intentando organizar mi vida, anotándolo casi todo en agenda y cumpliendo lo más posible, creo que yo si necesito eso para poder avanzar, de otra manera tengo un caos enorme!!!
    Pienso que lo mejor es (al menos para mí) contemplar lo que se quiere lograr en un año, ser flexible y desear cosas alcanzables, tipo, este año me voy a graduar, voy a ahorrar x cantidad de dinero, viajaré a tal lado y cumplirlo. Me angustia el no saber que hacer.

    Me gusta

  4. Me cuesta ene planear cosas pero porque me cuesta proyectarme y tengo un rollo con eso, soy de la volá de vivir el presente lo más que se pueda porque cualquier cosa puede pasar en cualquier momento y etc. etc. pero al mismo tiempo creo que en algún minuto se hace necesario tener un plan a seguir, a grandes rasgos quizás, pero tenerlo. En este minuto estoy a punto de cambiar de trabajo, pero la verdad es que voy a la vida porque no sé cómo me irá ni cuánto ganaré, a ese nivel de «a la vida». Es rica la incertidumbre ya que puedes esperar lo mejor, pero también lo peor, y en ninguno de los dos casos he hecho algún plan de «qué hacer si…»:S En este momento sólo me manejo en base a lo que me haga feliz, o por lo menos me haga sentir confirme, pero el bichito que a todos nos webea a veces me dice que tengo que cuadrarme un poco.

    Saludos!

    Me gusta

    1. Qué heavy cambiarse de pega! OJalá te salga todo bien.

      O sea, es mucho más fácil pegar el salto si se tiene un buen colchón donde aterrizar. Por lo mismo ahora estoy tranquila, porque estoy contenta y feliz por la vida, me he entrenado para ahorrar siempre (por si acaso) así que puedo andar tranqui por la vida. Es necesario eso de andar tranqui para disfrutar.

      Me gusta

  5. Soy bipolar con el tema, hay cosas que necesito planificar con mucho tiempo porque vivir con la presion me obliga a tener que cumplirlo y tacharlo como meta cumplida me gusta, pero tampoco me gusta planificarme tan largo plazo, porque se vive con muchas expectativas y cuando llega el momento nunca se es como pensaba, también hay que dejar que la vida te sorprenda. Prefiero sorprenderme por algo que no esperaba que decepcionarme por algo que espere mucho.

    Me gusta

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s