Día feriado de películas (y series)

Aprovechando el día libre, me pude poner al día con algunas cosas que tenía guardadas en el disco duro. En realidad no fue tanto ponerme al día en realidad, porque nada de lo que vi es particularmente nuevo. Pero bueno, aquí está.

Nunca terminé de ver Pushing Daisies cuando la dieron. Entre que se puso medio fome y estrenaron series que me llamaron más la atención, me faltó ver la mitad de la segunda y última temporada. Una pena.

Pushing Daisies es la historia de Ned, un pastelero que tiene el don (o la maldición) de poder revivir a los muertos con el simple toque de un dedo. Esto funciona durante un minuto, después del cual tiene que tocar de nuevo al individuo en cuestión o alguien más, en la cercanía, morirá en su lugar. Es una premisa bien tétrica pero la serie es una comedia medio romántica, increíblemente colorienta, narrada en tono de cuento de hada y es preciosa.

El problema mayor ocurre cuando Ned encuentra a su primer amor metida en un ataúd, y como trabaja junto a un detective privado, reviviendo muertos para interrogarlos sobre cómo perdieron sus vidas, Ned toca a Charlotte «Chuck» Charles y, como se le pasa el minuto dorado, no puede volver a tocarla nunca más porque sino Chuck morirá para siempre.

Desde el primer minuto se sabe que la tensión entre los dos va a ser insoportable. Los dos son adorables y se aman hasta más no poder, pero el saber que nunca van a poder ni siquiera darse la mano, de verdad que te rompe el corazón. Ellos intentan sobrellevarlo y a través de plásticos y guantes, igual logran algún contacto pero nunca es suficiente. Ni para ellos ni para el que los ve.

Me gusta Pushing Daisies porque es de esas series que te dejan con una sonrisa enorme después de cada episodio. Los casos son ridículos y graciosos, vale la pena verlos todos por los personajes y por los maravillosos vestidos que usa Chuck. Esa es la razón pelotuda. Pero la serie es hermosa, el problema es que costaba mucho producirla y los rátings nunca la acompañaron mucho, así que la cancelaron en la segunda temporada.

La vi para saber en qué terminaba, si habían podido darle una conclusión de verdad a la historia, y la respuesta es sí y no. No termina con todos los cabos sueltos pero de todas formas faltó un final de verdad. Supongo que eso sería que Chuck se moría de verdad y, en realidad, mejor que no haya terminado así porque qué pena más grande. Pobre Ned. Y Ned es el corazón de la serie. Es tan amoroso el pastelero, tan lindo, eteeeerno con el metro noventa que se gasta Lee Pace y que lo hace parecer un gigante al lado de Chuck.

La serie terminó hace hartos años pero la extraño igual. Qué rabia que no le haya ido mejor, sobre todo considerando las porquerías que todavía están al aire. No voy a nombrar ninguna para no enojarme. Uff.

La otra serie que vi es Boy Meets Girl, una serie de cambio de género protagonizada por Martin Freeman y Rachel Sterling.

Nunca me ha gustado Rachel Sterling, la encuentro pésima actriz, pero bajé la serie para ver a Martin Freeman, sufriendo de la necesidad de verlo en la tele después de repetirme Sherlock dos veces. Pucha que es buena Sherlock.

La cuestión es que una noche, gracias a un rayo, el personaje de Martin termina en el cuerpo del personaje de Rachel y de ahí nada muy original. Los vemos a los dos luchar con esta nueva identidad, con un cuerpo completamente extraño, intentando volver al propio; dejando la embarrada con amigos, novios, novias, jefes y padres, hasta que pueden reencontrarse e intentar recrear el momento en que sufrieron el cambio para volver a la normalidad.

No me gustó mucho pero le echo la culpa a Sterling que, insisto, no es una actriz muy simpática de ver. Quizás si fuese otra la protagonista, me hubiese gustado más. Igual fue chori ver a tanto actor secundario que me gusta.

Se me había casi olvidado que esta película fue dirigida por Madonna. Punto para la película porque, sorpresa, no me gusta Madonna.

La película cuenta la historia del llamado romance del siglo, la relación entre el Rey Eduardo VIII y la norteamericana Wallis Simpson, mujer divorciada dos veces y que llamó la atención del mundo cuando le robó el corazón al todavía-no-coronado rey de Inglaterra. La cinta supone ser la historia desde el punto de vista de Wallis.

El problema, entre comillas, es que combina la historia de Wallis Simpson con la de Wally Winthrop, una mujer gringa obsesionada con la mujer por la que recibió su nombre, y su relación con su marido, en el tiempo actual. Así que pasamos de los años 30, en Inglaterra, al 2011 en Estados Unidos. No tenía idea que la película incluía eso y me costó captar que se trataba de historias paralelas, por un momento pensé que eran dos actrices las que hacían de Wallis.

Eso fue lo único que no me gustó, en todo caso. Me encanta Andrea Riseborough (Wallis) desde que la vi en el piloto original de Being Human (un minuto de silencio para ese piloto que era la octava maravilla del mundo!), me gustó James Darcy, que nunca me gusta en nada, pero estuvo muy, muy bien de Eduardo; me encantó la adaptación a los años 30 (una de mis épocas favoritas de ver en la pantalla); el ojo al detalle histórico -al menos en lo que a ropa se refiere- estuvo bien; hasta me gustó Abbie Cornish (Wally), que nunca me gusta mucho porque se parece demasiado a Nicole Kidman y es raro mirarla. En serio, será un poquito más gruesa pero es igual a Kidman.

Creo que, considerando que la dirigió Madona (jaja), es una buena película. Al menos a mi me gustó. Siempre me ha encantado esta historia de amor entre el rey y la plebeya, y verlo ahora tomando más en cuenta a Wallis que a Eduardo fue interesante. Además que Andrea es simplemente maravillosa como Wallis. Bueno, Andrea es maravillosa haciendo de árbol. ¿Por qué no sale en más películas esta mujer? En serio.

Eso hice yo ayer. Jaja. ¿Qué hicieron ustedes?

6 comentarios sobre “Día feriado de películas (y series)

  1. Hay a mi tb me gustaba Pushing Daisies… a pesar de que la muerte era el tema central era una serie alegre, con una puesta en escena llena de colores vivos, me encantaba.

    La primera temporada la seguí fielmente, pero dp como que le perdí un poco el hilo. Aun no veo el final, me quede esperando que lo contaras, jajajaa… pero no, mejor que no lo hayas hecho, así la veo por mi misma =P

    Me gusta

    1. Para ver películas en el iPad tienes que instalar un programa especial, creo que es pagado. No me acuerdo cómo se llama pero puedes buscar en google «cómo ver películas en el iPad», porque como no ve flash ni nada por el estilo, no viene con nada para ver películas, a no ser que te metas a youtube.

      Y tienes que pasarlas del computador porque no se puede bajar. Al menos la semana que tuve un iPad para jugar con él, nunca pude ver ni una película ni poner nada porque es atroz. Odio los iPads. Jajaja.

      Me gusta

      1. Yo tambien estoy empezando a odiarlo… Lo bueno es que se lo regalaron a mimorsh, asi que no perdimos plata en el menos mal xD

        Pero es tan comodo … Tratare de averiguar eso del programilla… Pk como lo otro que tengo es pc (en una pieza) me cuesta estar ahi sentada … Siendo mamá eso es impopsible.

        Gracias por el dato

        Me gusta

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s