Actores: Bryan Greenberg

Este cae bajo la categoría «Sí, yo también veo weás porque el mino está rico» (Marca Registrada por mi amiga Paula). No es que derroche talento pero tampoco es taaaaan mal actor, es promedio, pero es justo el tipo de hombre inalcanzable que a mi me gusta así que por eso decidí poner un poquito de eyecandy por aquí. Siempre se necesita un poquito de dulce para los ojos, ¿no?

La primera vez que vi a Bryan Greenberg debo haber estado muy aburrida porque estaba viendo un capítulo de One Tree Hill, esa serie ñoña y eterna que algún día terminará. Al principio, Bryan era uno de los compañeros de colegio de la protagonista (la rubia) pero llevaba sobre los hombros la carga de la historia profunda entre las historias profundas que se dan en los dramas gringos para adolescentes: era papá soltero. Salía con un corte de pelo horrendo pero le cantaba a la hija y, de todos, fue el que más me gustó. Claro que después le perdí el hilo porque esa serie es aburridísima.

Después me di cuenta que había aparecido en un montón de otras series pero siempre como el jovencito amigo del que mató a alguien o el amigo del tipo que se metía con la protagonista. O sea, daba lo mismo siquiera buscar esos episodios porque, además, las series eran malas. Veo tonteras pero nunca tan fanática.

Hasta que llegué a Prime. Prime es una comedia romántica protagonizada por Uma Thurman y Meryl Streep. La shuper idea es que Meryl es la terapeuta de Uma y Uma le habla de lo difícil que es encontrar a su media naranja (súper creíble el rol) y de cómo su última ruptura la había terminado arrojando a los brazos de un hombre menor (Bryan) que resulta ser el hijo de la terapeuta. No es así que loca que comedia ni menos qué romántica pero el eyecandy está y por las nubes. Creo que he visto esta cuestión como cinco veces. Uff.

De ahí lo encontré por casualidad en una película con Alan Rickman llamada Nobel Son, que en realidad vi porque salía Alan Rickman. Debe ser la primera película buena en que lo veo. También sale en Bride Wars, con  Kate Hudson y Anne Hathaway y me gusta esa película porque es livianita, el problema es que Bryan sale como tres minutos. Igual la veo.

A Bryan siempre le ha ido mejor en la televisión y consiguió el protagónico en el remake para la pantalla chica de Beautiful Girls, esa película donde Timothy Hutton vuelve a su pueblo de infancia después de escribir un libro sobre él y ahora todos están enojados con él pero se reconecta con sus ex amigos y tiene una relación medio extraña pero interesante con la vecinita, una muy joven Natalie Portman. Bueno, Bryan hace el mismo papel que Hutton pero en una serie: October Road. Aquí no hay vecinita pero los ex amigos lo tratan peor que al original y sale la colorina de That 70s show y no es una serie mala, aunque duró dos temporadas, pero es como del montón, onda Everwood. Igual a los actores les gustaba trabajar juntos y cuando la cancelaron inventaron un episodio especial donde cerraban los cabos sueltos de todos los personajes y revelaban el secreto que se mantuvo durante toda la serie.

¿Ven como no he hablado mucho de los personajes que ha hecho Greenberg? En realidad no tienen nada de memorables. Siempre son tipos talentosos (tocan la guitarra, algunos cantan, otros dibujan o pintan), viven en Nueva York o sus alrededores, caminan por una de sus lindas calles con un café en la mano y tienen hartos amigos cool/hipsters con los que tienen conversaciones sobre la vida. Esa es su onda y a veces aburre ene pero a veces me gustan harto.

Eso me recuerda que en lo último que lo vi fue en How To Make It In America, una serie que duró dos temporadas en HBO sobre un par de veinteañeros que inventaban distintos negocios para conseguir plata y poder hacer realidad su sueño americano. Al final empiezan a diseñar ropa y a meterse en el mundo de la moda y no sé qué más porque nunca terminé la segunda y última temporada. Sorry, Bryan.

En realidad como que no se merecía mucho un post, pero me gusta mirarlo porque es medio colorín y pecoso y es mi vida, ¿ya?

7 comentarios sobre “Actores: Bryan Greenberg

  1. es que en los hombres me fijo en su nariz y los labios, jajaja, o sea, en todo en realidad, pero de el me llamo eso la atencion, onda «por ese detalle no me gustó»
    tu sabes, mujeres, hormonas, estrogeno… una mezcla extraña

    Me gusta

      1. oooooooooooooooooo, al fin alguien que tambien ama las narices, jajajaja, nadie me entiende cuando digo que es importantisima una nariz con caracter o cuando veo alguien que me gusta digo «es que tiene una nariz exquisitamente genial» jajajaja

        Me gusta

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s