Respetar el metro cuadrado

Si hay algo en la vida de lo que estoy convencidísima es de lo siguiente: el mundo estaría mejor si respetáramos el metro cuadrado del otro. No me iba a incluir en le súper frase, porque intento todos los días y a cada momento tener ese respeto con el otro, pero me pareció correcto incluirme porque somos una sociedad y bla bla bla.

¿A qué iba este post, entonces? A contarles sobre una de las cosas que me sacan de quicio!! Así me relajo yo, ustedes pelan a la gente, quedamos todos contentos, etc.

Por ejemplo, el espacio físico. En la micro, en el metro, en la calle es casi imposible respetar el metro cuadrado físico de los demás ciudadanos. Totalmente entendible. Pero, ¿es necesario entonces meterte a la mala en la micro y no hacer la fila? ¿Es vital pasar a llevar a la gente, físicamente, cuando vas caminando por el Paseo Ahumada? Porque cruzar Ahumada con Huérfanos es como jugar Tetris Humano, donde perder un brazo o recibir un codazo son peligros potenciales reales! Cuando sales de una tienda a la calle, ¿miras a los lados antes de salir o te lanzas a la vida sin importar quién vaya pasando frente a la puerta? (Me ha pasado tantas veces recibir el pisotón de alguien que va de distraído por la vida, después de esa sensación maravillosa de gastar plata en zapatos, por ejemplo, entonces salen de la tienda tan felices que no se dan ni cuenta que una va pasando por el mismo lugar que ellos y así. Uff)

Me molesta eso, sí; pero lo que más me molesta es cuando no respetamos el espacio común. ¿Por qué? Porque resulta que la calle, la plaza, la vereda, la micro, la esquina es de todos; eso significa que es mi metro cuadrado y es tu metro cuadrado. Si te importa un pito mi metro cuadrado y botas la basura en la calle o tiras el palito del helado por la ventana de la micro (hay pocas cosas que me ennerven más que eso), bien; pero -y aquí me voy a poner Kenita Larraín y citar el lugar común- ¿cuando tu llegas a tu casa haces lo mismo? ¿Eres igual con TU metro cuadrado? Yo creo que no.

Respetar al otro, sin siquiera tener que entablar una conversación con ese otro, es tan fácil. TAN FÁCIL. O quizás yo lo encuentro fácil porque me criaron teniendo en cuenta siempre al del lado. No molesten, no levanten la voz porque la demás gente se enoja, no corran/jueguen muy fuerte que el Tata está durmiendo siesta. Fuimos niños calladitos, ordenados, respetuosos.

Veo a los papás ahora en la calle, en los parques, en el metro y les da lo mismo. O están hiper cansados o ya se dieron por vencidos o de verdad les importa nada ese ser humano que están criando con las mismas mañas que fueron criados ellos. El porcentaje de papás y mamás a los que veo enseñar a sus hijos sobre el cuidado al medio ambiente, el respetar el metro cuadrado del otro es tan enano que me provoca risa/rabia. Incontrolable. Se abren las puertas del metro y los niños corren desaforados a agarrar asiento. ¿Quién les enseña eso? ¿De verdad están tan cansados ellos que necesitan sentarse? Miro a las mamás y son jóvenes, miro a los papás y no llevan cajas. Entonces no entiendo.

Quizás soy más chapada a la antigua de lo que pensaba y estoy en esa etapa en que todo lo antiguo era mejor y en mish tiemposh y la cuestión. Pero algo me dice que no estoy tan mal en pensar así y que, quizás, si se tuviese más conciencia del metro cuadrado colectivo y del personal, del metro cuadrado del otro, todo funcionaría mejor en este mundo. :/

20 comentarios sobre “Respetar el metro cuadrado

  1. Yo pataleo y patalearé hasta el fin de mis dias para que me respeten el metro cuadrado. De hecho, el único punto oscuro de la Luna de Miel en China fue eso : Estos gallos están tan acostumbrados a vivir apiñados que haciendo la fila para X cosa te estaban tocando, o topando, e incluso pegando «hombrazos», que varios fueron depositarios de mi furia cuando ya me daba la claustrofobia estando al aire libre. Aunque me han contado que en Africa es peor, porque están igual o más apiñados, y cuando hacen fila se ponen ultra pegados, y citando a Mic «parece que se estuvieran punteando»… Pero eso es un tema cultural, y concuerdo demasiado con cómo están educando a los cabros y la poca conciencia del otro que tienen los adultos, y es ahí donde me pongo a pensar «tan poco nos importa el otro, tan poco nos importa faltar el respeto, o definitivamente es un problema de capacidad intelectual? »

    Podría estar horas comentando, así que mejor seguimos un día en vivo y en directo 🙂

    Me gusta

    1. Encontré tan raro eso de los chinos tocones. En serio. O sea, en países occidentales como no sé, Inglaterra, a la gente le carga que la toquen para lo que sea (me pasó en un restaurant); pero esta gente super hiper conservadora anda puro corriendo mano? RARO.

      Me gusta

  2. Como dices tú es todo un tema, el sábado estuve en Santiago por el día y de verdad me sorprende cómo la gente te pasa a llevar para «ganarte» el asiento!! cuando iba bajando al metro (en estación U. de Stgo) una joven se sacó la chucha por tropezarse con el pie de otro tipo que iba corriendo casi y el tipo sólo se dio vuelta a mirar qué había pasado, pero no la ayudó y menos le pidió disculpas!!
    A mí me carga cuando en el bus tocan niños en el asiento de atrás que me tiran el pelo o me golpean el asiento y los papás no les dicen NADA!! .. o esa gente que llega después que uno al paradero así que se paran antes para tomar ellos el colectivo (vivo en una ciudad que no tiene micros) ..
    Yo siempre he sabido que soy chapada a la antigua, mi hermana y mi cuñado me dicen «abuelita» incluso, pero yo de verdad ´refiero las cosas (o varias cosas) como eran antes!!

    Me gusta

    1. Si eso de los papases y mamases que no hacen nada me llena de empelotamiento!

      Cuando estuve de vacaciones ahora en febrero, tomamos unos tours, y nos tocaron siempre un par de niñitas tan bien enseñadas, por la chita. Quería puro abrazar al papá y la mamá por el buen trabajo que estaban haciendo.

      Me gusta

  3. Los trayectos de micro o metro son fijos de lectura, aunque reconozco que últimamente tb ocupo ese tpo para jugar con el cel (es que en las mañanas o tarde el metro pasa tan lleno es que es difícil acomodarse y sacar un libro)…
    Es increíble como se hace rapidísimo el viaje, no me doy ni cuenta cuando llego a destino.

    A mí me empelotan los cabros chicos mal criados… no los soporto…
    No entiendo cómo pueden haber papás tan poco preocupados por la crianza de los hijos, con cero respeto por el entorno, porfiados, mañosos, terrible!!!
    A mí cuando era chica si me decían no a algo, era no, ahora los pendejos hacen lo que quieren y si les dices algo arman escándalo…
    igual con el tema de las comidas, como es posible que ahora los niños escojan que comer, si son niños!!! son los papas quienes deben decidir esas cosas…
    Ni hablar del trato con los adultos, los niños andan tuteando a los mayores incluso tratándolos a garabato limpio como que si nada y para los papas a veces es incluso una gracia…
    En fin podría seguir, pero creo que fui lo suficientemente latera, jajaaa

    Yo no soy mamá aun, pero pretendo criarlos como me criaron a mí, a la antigua, no quiero escupir al cielo, pero hare lo posible.

    Saludos!

    Me gusta

    1. La primera parte es como para el post de Zancada, me confundí por un momento pero ahora entendí tu idea!! Yo decía que por el poco espacio que hay, es imposible pedir repetar el metro cuadrado, jaja.

      Ahora hacen lo que quieren y anda tu a decirles algo porque te denuncian, que el maltrato infantil y no sé qué. A mi me puro amenazaban con una cachetada y se me acababa el berrinche de una. Yo apoyo el coscacho ocasional. En serio.

      Y soy partidaria de que los niños tuteen a la gente que no es de su familia, pero no que los traten a garabatos. A nadie. Pero no me gusta que traten a medio mundo de «tìo» o «tía», creo que los confunde y eso no es bueno. A la gente por su nombre y listo, pero con respeto.

      Yo tampoco soy mamá y quizás por eso creo que es tan fácil la cuestión. 😛

      Me gusta

      1. Ahhh… si… salio eso tb, jijijiii, no era la idea…
        Como estoy en la pega escribo todo en un doc del outlook y asi escondo la ventana de turno XD
        Como va quedando todo en ese doc me confundi… sorry!!!

        Me gusta

  4. Aps, me acabo de acordar de algo que me paso ayer…
    Fui a un Castaño a comprar algo justo a la hora de almuerzo, y estaba repleto. Como está cerca de un colegio tb habían hartos niños con las mamás.
    Y había un niño, de unos 7 años, manoseando todos los muffins, galletas y rollitos que habían en la vitrina, y llega una de las señoras del Castaño y le dice al niño que no puede andar manoseando las cosas, se lo dijo de buena forma, yo estaba ahí y la escuche… pero llega la mamá y armo un escándalo por que le dijeron al niño que no podía tocar las cosas que no iba a comprar, reto a la señora, grito, armo show pesco al cabro chico y se fue…
    Yo quede plop, no lo podía creer…
    En fin, eso era…

    Me gusta

    1. ME MUEROOOO. Yo no soy de andar parándole el carro a la gente (por dentro, me hierve la paciencia pero soy cobarde, lo reconozco), pero creo que tb le hubiese dicho que no manoseara las cosas. Me enferma esa cuestión.

      Una vez invité a mi abuelita a almorzar (ella me crió así que es bien mano dura), y un niño le movía la silla. Ella, bien dama, se dio vuelta, lo miró bien fijo y le dijo «oye, compórtate». Ni los papás le dijeron palabra al niño. Quedamos todos como uuuuuu. Jajajaja.

      Me gusta

  5. Me gustó tu block, jajaja

    este tema da para mucho, y lamentablemente ninguna hisotira o casi ninguna es ejemplificadora… por el contrario…

    el otro dia en el super pase a comprar pan no mas, y delante mio en la fila una mamá con dos hijos, de no se, 4 años el mayor y 2 el menor, esperaba para pagar… y el super en verdad no estaba lleno, creo que en nuestra fila eramos como 4, la cosa es que cuando viene el turno de la señora aparece un mino de no mas de 17 y le dice «#señora, dejeme pasar pa pagar esta pura bebida???!!!» ella lo miro con cara de WTF y le dijo… «ando con dos niños pequeños…. » y el me mira como buscando solidaridad y le muestro mi piñufla bolsa de pan y le digo, yo tambien pagare una sola cosa, pero esperaré como corresponde… y se puso al lao de la fila, esperando pasar antes… yo pense que podria ser algo urgente, y cuando me toco (despues de la señora con niños) le dije que pasara, y pago… y se fue lentamente caminando despues de eso… o sea, cero urgencia, solo le apuraba salir del super… que rabia…

    Me gusta

    1. Qué bueno que te gustó mi blocks!! 😛

      MUY MAL. UN UNO PARA TI. Yo no lo dejo pasar ni cagando. Tengo ojo para los que andan con ganas de colarse y les doy la espalda y de pura rabia no los dejo pasar y poco menos que digo bien fuerte «este quiere pasar antes wuaja». Jajaja.

      Por eso lo hacen pues. Porque otros los dejan. Yo nica lo dejo. A menos que sea una abuelita/o, ahí sí.

      Me gusta

  6. Ugh este es uno de esos temas que me hacen pensar «odio a la gente» y eso que aca que no hay tanta pero puta que molesta esa gente que no mira para ningun lado y anda con sus cabrtos malcriados. Apenas sopprto a mi sobrino y voy a soportar a otros

    Me gusta

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s